Mil sonidos

15,00

La asociación entre el universo conceptual de Deleuze y Guattari y la experimentación electrónica no es obvia. Surge la pregunta de por qué esta filosofía ha tenido un impacto tan grande en una generación de DJ y músicos electrónicos.

Las afinidades estéticas son evidentes. Las tecnologías electrónicas y digitales han contribuido a una mutación profunda de las modalidades productivas de la música y de su difusión.

Categoría:

Descripción del libro

Dentro de la «Mecanosfera» —por usar el concepto de Deleuze y Guattari— aparecen nuevos procesos compositivos y nuevos modos de organizar los sonidos. El muestreo, el sequencing, el editing, el cut, el loop, el copy & paste, el mix y el remix no son solo técnicas, sino que fundan una auténtica estética de la multiplicidad, en el límite de lo concreto y lo abstracto. Como escribe Christoph Cox, las prácticas experimentales electrónicas «desterritorializan la forma musical y la sustancia».

Los textos que componen este libro se mueven entre dos registros. Por un lado, una serie de análisis procedentes de ámbitos geográficos y teóricos distintos que diseñan la historia de la influencia de la filosofía de Deleuze y Guattari en la música electrónica experimental (Cox, Quinz, Murphy y Franck). Por otro, los textos de Hinant, Szepanski y la entrevista a DJ Spooky introducen el registro del testimonio directo de quien, en la práctica de la producción musical, ha integrado el pensamiento de Deleuze y Guattari.

«El sonido nos invade, nos empuja, nos arrastra y nos atraviesa. Abandona la tierra para hacernos caer en un agujero negro o para abrirnos a un cosmos. Nos da ganas de morir. Al tener la mayor fuerza de desterritorialización, también provoca las reterritorializaciones más pesadas, aturdidas y redundantes. Éxtasis e hipnosis. No se moviliza a un pueblo con colores» (Deleuze y Guattari).